We'll be back!

Al oeste de Etiopía se vive una persecución y violencia contra los cristianos

La violencia se ha extendido a Chiltie, Gilgel Gibe, Gibe, Nada, Dimtu, Uragay, Busa, y Koticha, y hasta ayer no se había detenido, según informa Compass Direct.

“Nuestros hermanos y hermanas en el oeste de Etiopía, necesitan urgentemente nuestras oraciones y asistencia inmediata para hacerle frente a esta devastación que les está ocurriendo”, enfatizó Patrick Sookhdeo.

El director del Fondo Internacional Bernabé, Dr. Patrick Sookhdeo, dijo que “esta respuesta es totalmente desproporcionada por los islamistas de Etiopía y un delito en contra de los cristianos que ha lanzado una crisis humanitaria”.

Fondo Bernabé, envió una subvención para ayudar a las iglesias en la ciudad de Jimma, para hacer frente a la llegada de los cristianos perseguidos.

Los musulmanes, representan alrededor de un tercio de la población de Etiopía, antes los musulmanes habían vivido tradicionalmente en paz con la mayoría cristiana, pero todo ha cambiado y la persecusión contra ellos los está obligando a emigrar.

Los ataques se llevaron a cabo contra la comunidad cristiana, después que los musulmanes acusaron a un cristiano de profanar una copia del Corán. Hay informes que alrededor de 55 iglesias y decenas de casas han sido incendiadas, y propiedades saqueadas por un grupo de islamistas, constituido por miles de extremistas musulmanes.

Un miembro del personal del Fondo Bernabé, quien regresó de Etiopía dijo que “la forma en que los cristianos han sido aterrorizados por los islamistas radicales es verdaderamente impactante. Esto ha sido un momento muy angustiante para los creyentes”.

La organización, que apoya a cristianos perseguidos en todo el mundo, dijo que al menos tres cristianos han sido asesinados y muchos cristianos han sido heridos en Asendabo, Jimma, una zona predominantemente musulmana.