We'll be back!

El día más feliz de Ernesto D’Alessio

El día más feliz y emotivo de sus vidas, lo afirma Ernesto Vargas Contreras mejor conocido como Enesto D’Alessio al contraer matrimonio con Rosario Ruiz Martínez. Estar muy contenta de haber unido sus vidas, fue una boda de cuento de hadas, expresó la feliz pareja.

Ernesto días antes de la boda ofreció una conferencia de prensa aclarando que su boda era gratuita y sin exclusividad a los medios. “Aunque me ofrecieran el triple de dinero, mi intención es abrir las puertas para que la gente interesada comparta con mi familia ese día.

No tiene nada que ver con la religión ni dinero, sino con que nuestra felicidad no nos ha costado un solo peso. Ha sido gratuita y así queremos que sea”.

Un smoking negro y un vestido blanco obsequiados por la cantante Lupita D’Alessio fue la vestimenta que lucían los novios ese 19 de mayo en un hotel Camino Real.

Asistieron familiares, amigos, varias personalidades famosas como Fermín IV ex integrante de Control Machete y María del Sol siendo testigos de ese amor y unión de sus vidas, después de más de un año de noviazgo.

Ernesto expresó: “estamos firmando una nueva vida, lo que haya sido de mis papás quedó en el pasado, lo que haya sido de mi papá, de mi mamá, de Mery y mi papá, todo quedó en el pasado”. La ceremonia fue dirigida por el Pastor Carlos Quiroga.

“Cuando la ví entré como en otra dimensión, en una dimensión que no es del mundo, que no es de aquí, es simplemente que podía yo ver a la mujer que Dios estaba trayendo a mi vida”, fue lo que sintió el hombre enamorado de su bella esposa al verla entrar hacia el altar.

A su vez, Rosario, quien en todo momento sostuvo en sus manos un pequeño carrito, regalo de su hijo Jorge, de tres años de edad, dijo que se sentía muy feliz, pues pensó que su boda nunca llegaría… Fueron muchas cosas, pero fue increíble, allí paradito, esperándome, como que ya.

Me estaba esperando para que Dios nos uniera y que ya fuéramos uno nada más, fue increíble”, dijo. Con lagrimas en los ojos, la madre del actor y cantante Lupita D’Alessio les deseó lo mejor, dejando su relación en las manos de Dios y mientras el padre Jorge Vargas manifestó sentirse muy contento con el matrimonio de su hijo con Rosario.

Después de su regreso de la luna de miel que fue en un crucero en las Islas Polinesias se radicaron en Monterrey, Nuevo León, con el fin de sus futuros hijos vivan tranquilos en esa ciudad, donde viven además los padres de Rosario “Charito”, pero con el compromiso de seguir viajando constantemente a la ciudad de México por trabajo de Ernesto.

Fuente: Nancy Léon – Cristomorphosis